19
Abr
09

“CLAUDIA”

El SWATCH de pulsera marcaba exactamente las dos y media de la tarde. Sin dejar de caminar, los ojos de Pedro contemplaban fijamente la delicada aguja de los segundos. Circulaba con el paso ligero por la Avenida Madrid, aparentando cierto nerviosismo. La camiseta MATIX roja empezaba a empaparse ligeramente de sudor y obligaba al joven chico a airearse sin dejar de andar. A medida que Pedro avanzaba, la calle se estrechaba y se volvía menos transitada. Una SCOOPY 100 pasó rápidamente por su izquierda y se alejó hacia la multitud de automóviles que el chico había dejado atrás. Un SEAT Ibiza de color azul eléctrico aparcaba despacio a su derecha. Solo dos peatones paseaban cerca del auto. La calle desembocaba en una plaza. Al llegar, percibió un local con un panel luminoso de color verde. Dos enormes y parpadeantes sietes, lucían encima del portal de un pequeño bar. Atravesó la pequeña plaza y entró. A mano derecha una larga barra formaba, frente a la pared, un estrecho pasillo el cual daba acceso a una sala con mesas y sillas. El local estaba casi vacío; una pareja discutía sentada en la sala del final mientras dos obreros bebían cerveza junto a la barra. El barman limpiaba algunos vasos. Pedro decidió tomar un asiento próximo y esperó en silencio. Los minutos transcurrían lentamente para el joven debido a los nervios. Miró nuevamente el reloj; marcaba las 14:38. Se volvió hacia el gran espejo que había contra la pared de la barra y valoró su imagen. Se peinó con rapidez usando las manos y alisó levemente su camiseta. Se dispuso entonces a quitarse legañas que aun permanecían en sus ojos desde la mañana cuando, de repente, una joven de pelo rubio entró en el local. Sus intensos ojos marrones encontraron los del chico y una pequeña sonrisa se dibujó en las caras de los dos adolescentes. Hola… eres “Claudia” verdad? –preguntó Pedro curioso. La chica afirmó ligeramente con la cabeza y se le aproximó. Se dieron dos besos y empezaron a hablar sobre un chat cibernético. Al parecer, se habían conocido “en la red”. Sin dejar de hablar, fueron a sentarse junto a una mesa de la sala del fondo donde intercambiaron unas pocas frases amistosas. La conversación fue congelada momentániamente: Un segundo –interrumpió Pedro a “Claudia”– Voy al servicio, ahora vuelvo!–. Le sonrió y desapareció tras la puerta del WC. Al volver, observó que encima la mesa había dos copas llenas de un líquido que parecía ser Cocacola. Se sentó nuevamente y agradeció que hubiese pedido bebida. La educación y la cortesía surgieron de sus labios en forma de agradecimiento aunque sus pensamientos le decían en su interior que debía pagar ambas bebidas cuando se fueran del local, para quedar bien ante la chica.
Los dos jóvenes empezaron a hablar sobre temas diversos. Poco a poco se fueron acostrumbrando el uno al otro, el humor y la ironía aumentaron en sus diálogos y, al poco rato, surgieron temas personales e incluso íntimos. La relación parecía enriquecerse de forma progresiva, cualquiera de los individuos presentes en el bar debería imaginarse que se se trataba de dos buenos amigos o, directamente, de una pareja dichosa. Pasaba el tiempo y el local parecía despertarse poco a poco. Los escasos clientes del mediodía ya se habían ido y otro tipo de clientela, más joven y ruidosa, parecía haberse apoderado de aquel sencillo bar. Casi no has bebido Pedrito! No tienes sed o qué? –preguntó “Claudia” sorpresa de que el vaso del joven estuviera todavía lleno–. Pedro le sonrió con provocación y, sin decir nada, alzó el vaso ante la chica y dió un largo y atrevido sorbo. Justo en el momento en que dejaba el vaso en la mesa, la joven, quien había tecleado <> como Nick en un popular chat barcelonés, abandonaba rápidamente el bar sin apenas llamar la atención. Medio minuto bastó para que Pedro cayera muerto al suelo. Quién sabe si sería la última víctima engañada por el ciberespacio.


0 Responses to ““CLAUDIA””



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: